lunes, 15 de septiembre de 2008

-PIÑA EN ALMIBAR ESPECIADA

Bienvenidos y bien hallados.

Ya estoy de nuevo por aquí. El viaje a Praga ha sido precioso. Si os es posible y podeis visitar esta ciudad no os defraudara. La receta que hoy os presento tiene su historia. Nos hospedamos en el Hotel Intercontinental de Praga. En el desayuno me aficioné a tomar frutas y entre ellas estaba la piña. Cuando la probé me vinieron al paladar varios sabores. Cuando llegamos a casa me puse manos a la obra para poder imitar la que tomabamos. En casa hay los que les gusta la piña y los que no. Pues con esta receta a todos nos ha gustado incluso a mi hijo que la encuentra siempre ácida aunque este madura. Os dejo algunas fotos más de la preparación.

Ingredientes:
-500 grs. piña (pelada)
-100 grs. azúcar
-140 ml. agua mineral
-4 estrellas de anis
-1 ramita de canela
-3 clavos de olor


Preparación:
-Pelar la piña y cortar del tamaño deseado.
-En una cazuela de hierro fundido, preparar el almibar vertiendo el azúcar, el agua y la especias. Remover con una cuchara de madera durante 5 minutos aproximadamente a fuego bajo.
-Verter la piña y cuando arranque ha hervir apagar y dejar en reposo hasta que este fría en la misma cazuela.
NOTA- Como que con estas cantidades tengo para dos días, la coloco en un bol con tapa y lo guardo en la nevera. Aguanta 1 semana. Si se desea se puede colocar en tarros y esterilizar al baño Maria.




Aqui preparando el almibar con las especias


Aqui una vez vertida la piña antes del hervor


Aqui ya dispuesta en el bol lista para tapar y entrar en el frigorifico.

10 comentarios:

Gemma dijo...

Benvinguda de nou!
A mi també m'agrada la pinya i feta així encara més ;)
Espero veure alguna foto de Praga, estic d'acord que és una ciutat preciosa!

canela dijo...

Muy buena idea especiar la piña. Si es buena sin especias así ni te cuento. Petons.

canela

xaro dijo...

Amb el que m'agrada a mi la pinya!!! I amb el toc de canyella i anís encara millor!

Ester dijo...

Aquesta pinya és de luxe, moltes felicitats

La cuina vermella dijo...

EI, bonica! Quines vacances i quin hotel, quin luxe!!! per cert, en Lienas ens va fer una recepta similiar, quan la trobi la penjo i així la compartim.
Petons.

Ana dijo...

Bienvenida Boston, esto promete, se me hace la boca agua. Me alegro de que hayas pasado buen veranito, viaje incluido. Ahora te toca seguir sorprendiéndonos.
Un beso.
Ana

Begoña dijo...

Me parece que has pasado un verano estupendo y el viaje a Praga me da mucha envidia, es uno de mis destinos pendientes...(tengo tantos). La piña parece una delicia, creo que hasta consigo olerla, Ummmhhhh !!!!
Un saludo, Begoña

Francesc dijo...

Una recepta fàcil i ben agradosa. Per cert, m'apunte a això de les fotos de Praga. En posaràs?
Seguim trobant el teu joc de berenar molt i molt bonic, malgrat els anys que dius que té. Salutacions i ben tornada. ;-) Oreto i Francesc

Boston1955 dijo...

Gemma.
Si t’agrada la pinya segur que aquesta t’agrada.
No crec que pengi cap foto, al ser de cuina el blog doncs………

Canela.
La idea de poner las especias fue pensando en la receta que tomé en Praga y que a mi hijo no hay quien le haga tomar piña y con esta receta lo he logrado.

Xaro.
Com li he dit a la Gemma, segur que també t’argradar.

Ester.
De luxe poder no tant pero esta bonissima

Parelleta Vermella.
Les vacaces bones siiiiii!!!!!
Dons ja direu algo de la recepta d’en David, a veure si la penjeu.

Ana.
En lo posible intentaré actualizar, ahora no sé si sorprenderá.
Gracias por tu visita Ana.

Begoña.
No puedo contradecirte, he pasado un verano genial. Si te es posible y puedes viajar a Praga no lo dudes. El olor de la piña en su preparación ya invita a probarla en caliente.

Francesc i Oreto.
M’alegra que t’agradi el joc de berenar. Ben trobats

Muchas gracias por vuestros comentarios.

enric dijo...

Hola, Boston!!!

Celebro que t'ho hagis passat tan rebé aquest estiu! No sé si t'he comentat algun cop que la companya del meu fill gran n'és, de Praga, i que, com és lògic, ells van a veure els seus pares sempre que poden i, està clar, el meu fill té la sort de poder conèixer més a fons la ciutat que qualsevol de nosaltres quan hi anem de turistes, i tot i que els seus habitants no s'assemblen gens a nosaltres -vull dir als llatins-, en "la intimitat", que diria aquell, es veu que són molt afectuosos.

No sé si t'agrada la música,però ja fa uns mesos vaig dedicar un "post" al poema simfònic "El Moldava", de Smetana. Si el vols escoltar, ara que tens tan fresc el record de Txèquia, aquí tens el link